Estructuras de madera

Sabemos trabajar la madera, la conocemos

Realizamos tanto estructuras de madera maciza como estructuras de madera laminada, con vigas de forma recta o curva, para poder realizar cualquier geometría que nos sean requerida.

Hoy día la construcción con madera participa del la evolución tecnológica y es probablemente la técnica que más ha avanzado permitiendo implementar las ya enormes posibilidades del material utilizando los tipos de madera o las técnicas de construcción o conservación más adecuadas a cada situación.

No es un tema menos constatar como buena parte de las construcciones más duraderas están construidas con estructura en madera, las viviendas populares que hasta no hace mucho constituían el núcleo de los cascos históricos tenían forjados de madera y se soportaban sobre una combinación de muros de carga y pilares de madera formando un resistente entramado estructural.
Si esas viviendas están desapareciendo no es por problemas constructivos, al contrario, son la prueba palpable de la extrema durabilidad de este noble material cuando se construye con calidad.

Igualmente sobre las bóvedas de buena parte de las iglesias es una cercha española la que sostiene el tablero y las tejas que protegen de la lluvia, cuando se ha construido de manera conveniente estas estructuras han permanecido inalteradas siglos, algo que no puede decirse del hormigón ni del acero.

En la mayor parte de las construcciones empleamos madera de abeto o picea abies y para otro tipo de obras más elaboradas, de más calidad y con detalles constructivos más cuidados, solemos emplear pino de primera calidad, cedro rojo, roble, castaño, etc….

Dependiendo también del tipo de obra, la madera puede ser tratada en profundidad o simplemente con tratamientos superficiales.

Para los acabados, utilizamos lasures (barnices) a poro abierto en base agua, de larga duración y fácil mantenimiento, pudiendo dar garantía de durabilidad de dichos barnices en función del tipo de obra, incluso para obra al exterior.

Si la prescripción de la obra lo exige, podemos dar tratamientos intumescentes a la estructura de madera, para poder garantizar una durabilidad y comportamiento frente a la acción del fuego.

Scroll al inicio