Hislabor

La estructura de esta obra se contrató siendo aun empleado por cuenta ajena en LANIK

Hislabor, la fábrica de botones es como se les conoce popularmente, tras ese sobrenombre hay 25 años de experiencia en el sector de suministros para mercería, de su buen hacer viene su gran crecimiento que llegado un momento les conminó a trasladarse de su histórica sede en el Polígono de Argales a otra más espaciosa en Tordesillas, frente a la urbanización El Montico.

La nave necesitaba un amplio espacio diáfano central y el acceso está cubierto por media cúpula, para cubrir estas grandes luces, además debía permitirse una amplia entrada de luz natural por lo que no se contemplaba la posibilidad de cubrir la estructura con un falso techo.

Para resolver limpiamente todas estas necesidades y al tiempo lograr una gran imagen, como carta de presentación y como mejora del lugar de trabajo, se optó por una estructura de madera laminada de picea abies con tratamiento superficial a base de lasures a poro abierto en base agua.

Se cubrían así luces de hasta 12 m en la nave principal, con vigas curvas correspondiendo puesto que el proyecto evoca una basílica con un gran espacio central, las capillas a los laterales que serían las zonas de trabajo y el ábside, también con estructura de madera, por el que se accede.

Se cubre el espacio con panel sandwich con aislamiento incorporado, también suministrado por Lanik y Koto Ingenieros, y con grandes lucernarios que se resuelven con carpintería de madera.